FP

Cinco Razones por las que un deportista no debería dejar de estudiar

TSAFD
Escrito por IFP Rescate

Los deportistas de élite normalmente tienen poca formación académica (aunque hay muchas excepciones) debido a que en un momento determinado de sus vidas deben elegir entre entrenar o estudiar, y tienen que dedicar tanto tiempo al deporte que se ven obligados a dejar sus estudios.

Cuando un deportista profesional combina su formación académica con su entrenamiento se convierte en la admiración de todos. La clave es encontrar un equilibrio entre tu pasión y tu carrera profesional. Compaginar los deportes y los estudios no será una tarea fácil pero si organizas bien tu tiempo todo se puede conseguir. Te explicamos por qué un deportista no debería dejar de estudiar.

1. Existe una amplia oferta formativa

Cursos, formación profesional y carreras universitarias. Puedes elegir el grado y nivel que más te atraiga en función de la salida profesional que más te llame la atención.

Para empezar tu formación puedes realizar diferentes cursos relacionados con el deporte y la aventura para saber qué es lo que más te gusta. Por ejemplo, socorrismo acuático, entrenador personal, instructor de spinning, barranquismo o buceo, entre otros.

TSAFD

Puedes dar un paso más  y convertirte en Técnico Superior en Animación de Actividades Físicas y Deportivas,(TSAFD). Con este Ciclo de Formación Profesional Superior tienes muy diversas salidas profesionales, como monitor de actividades o entrenador de fútbol. Pero si tienes ganas de más, puedes acceder al Grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Para ello la nota media del TSAFD será determinante.

2. El número de personas que hacen deporte sigue aumentando

En los últimos años ha aumentado el interés de los ciudadanos en la nutrición y el deporte. Cada vez son más las personas que deciden cuidarse y apostar por una vida sana. A raíz de esto, van surgiendo nuevas profesiones así como aumentos en la demanda de personal especializado en estos campos.

TSAFD

Desde graduados en CAFD, nutrición, etc. Pero lo más demandado es el puesto de Técnico superior en animación y actividades físicas y deportivas. Los centros deportivos necesitan personas cualificadas para poder desarrollar estas actividades y que generalmente ocupan los profesionales que han estudiado TSAFD. Estos profesionales están capacitados para coordinar las actividades físico-deportivas en sala, orientar sobre el acondicionamiento físico, y entrenar equipos de fútbol, atletismo, natación, etc, de nivel básico.

3. Más salidas profesionales

Como hemos mencionado anteriormente, si decides dedicarte plenamente al deporte sin formarte en ello, corres el riesgo de no tener una segunda opción que te permita dedicarte a lo que más te gusta. Una lesión, un “boom” de superestrellas de tu deporte favorito o que llegada una edad te tengas que retirar, pueden llevarte a buscar una opción de trabajo que te haga igual de feliz.

Por ejemplo, INEF, ahora llamado Ciencias de la Actividad Física y Deporte, tiene casi un 70% de empleabilidad. Con esta titulación puedes ejercer como docente en instituciones académicas públicas y privadas, tanto en educación secundaria como en la Universidad. También puedes ser preparador físico, director de equipos deportivos o entrenador de alto rendimiento.

TSAFD

Si eres TSAFD podrás organizar, animar y coordinar actividades físicas y deportivas. Además puedes ser entrenador de atletismo, bádminton, baloncesto, balonmano, fútbol, tenis…etc.

En algunas Comunidades incluso puedes trabajar como socorrista con esta titulación. Si te interesa, te aconsejamos llamar a la Federación de Socorrismo de la Comunidad Autónoma donde realices el TSAFD para preguntar.

4. ¿Qué hacer tras tu retirada como deportista?

Los deportistas tienen una carrera limitada. La edad media de los deportistas de élite es de 20 años, por tanto, suelen retirarse bastante jóvenes. Pero si has dedicado tu vida a formarte y estudiar podrás dedicarte a tu profesión muchos más años.

Hay deportistas que antes o durante su carrera deportiva han labrado su futuro profesional, realizando estudios superiores. Así tras su retirada tienen la opción de seguir dedicándose al deporte. Por ejemplo, el exgolfista Gary Player lejos de alejarse del deporte tras su jubilación se ha dedicado a diseñar campos de golf, además tiene un doctorado en Derecho.

TSAFD

Otro ejemplo a seguir es el futbolista Juan Mata, que combina su carrera deportiva con dos grados universitarios: CAFD y Marketing. Saúl Craviotto, es medallista olímpico en piragüismo, deporte que compagina con su vida de policía. O David De Gea que cursó el Ciclo de Formación Técnico de Actividades físicas y Animación deportiva.

5. Pocos llegan a ser deportistas de élite

Dejar los estudios totalmente de lado para dedicarte plenamente al deporte no es una opción recomendable. Ser deportista de élite implica entrenar muchas horas a la semana, empezar desde muy jóvenes y renunciar a ciertas cosas que otras personas pueden disfrutar normalmente. Además requiere una preparación personal y psicológica adecuada.

TSAFD

La realidad es que de todas las personas que se dedican al deporte sólo unos pocos llegan a convertirse en deportistas de élite. Por eso es tan importante formarse. Persigue tus sueños, con esfuerzo y dedicación todo se puede conseguir.

Si tienes claro que el deporte es tu pasión fórmate para trabajar en lo realmente que te gusta. Tienes la posibilidad de elegir entre diferentes alternativas (Cursos, Formación Superior, Grados Universitarios…), piensa cuál se adapta mejor a ti y ¡comienza tu aventura!

Acerca del autor

IFP Rescate

Deja un comentario