Técnica

Cómo actuar si has tenido un accidente de coche

accidente de coche
Escrito por IFP Rescate

Los accidentes de coche son momentos muy delicados en los que los nervios nos pueden jugar una mala pasada. Por eso es recomendable conocer de antemano una serie de recomendaciones. ¿Qué hacer cuando eres testigo de un vehículo accidentado? ¿Cómo señalar el siniestro? ¿Qué hacer para intentar ayudar a los heridos?

Cualquiera puede tener un accidente de coche a pesar de conducir con precaución y respetar todas las reglas de circulación. Por eso es recomendable saber cómo actuar en estos casos. Especialmente porque, dependiendo de su gravedad, estos consejos pueden ayudar a salvar la vida a alguien o evitar que sufra heridas graves.

Lo primero de todo es ponernos a salvo. Ya es suficiente con un accidente, no hace falta poner nuestra vida en peligro sin necesidad o la de los demás. Por eso, en estas situaciones se recomienda seguir la orden de actuación PAS: proteger, alertar y socorrer.

PROTEGER

Lo primero que nos protegeremos será a nosotros mismos, apartando nuestro vehículo de la calzada, señalizándolo con las luces de emergencia y colocándonos el chaleco reflectante antes de salir de nuestro vehículo.

accidente de coche

Después proteger la zona: colocando triángulos de señalización a 50 metros por delante y por detrás del lugar del accidente. En ese momento también se aprovecha para localizar exactamente el punto kilométrico y carretera dónde nos encontramos. Este paso es fundamental para posteriormente dar la información al 112.

Por último, se protegerá al ocupante accidentado: Es de vital importancia aproximarse a la persona desde su ángulo de visión 0, es decir, desde donde esté mirando. Así evitaremos que realice algún movimiento brusco con la cabeza para girarse y ver desde donde le estamos hablando. Además no debemos de tocar el vehículo. Mantendremos una distancia de seguridad de 2-3 metros, ya que puede haber peligros asociados como por ejemplo, derivaciones eléctricas del vehículo o contacto con conducciones eléctricas. También debemos evitar realizar movimientos del habitáculo al apoyarnos que afecten a los ocupantes. Lo más importante es observar el número de ocupantes que hay en el interior, la edad aproximada y el estado de consciencia.

accidente de coche

La consciencia se mide simplemente preguntándole al accidentado si le escucha. La respuesta afirmativa, por parte del ocupante, se señalizará levantando un brazo o parpadeando así evitaremos movimientos innecesarios. La secuencia sería: Nos ponemos frente a él y le decimos: “Hola, soy -nombre-, por favor, no muevas nada la cabeza. Si me escuchas levanta un brazo o pestañea”. Con esto comprobaremos si su grado de consciencia es alto. Nunca tocaremos al ocupante para comprobar el estado de consciencia ¡Nunca se golpea ni se genera dolor para la valoración! bastante tiene con el accidente.

ALERTAR

Llamaremos al 112 identificándonos y, de manera pausada, le daremos la información del accidente. Ellos tienen un protocolo de preguntas, no tengas prisa en contestar ya que en el momento que están hablando contigo, a la vez se están comunicando con los servicios de emergencias (sanitarios, bomberos, guardia civil…) vía telemática.

Es muy importante tener claro el lugar del siniestro: nombre de la carretera, kilómetro y si es autovía o autopista, el sentido. Por ejemplo: “accidente en el kilómetro 45 de la A-44 sentido Motril”. Después se mencionará el número de vehículos implicados y el tipo de vehículo. No es lo mismo un turismo que un camión, y tampoco es lo mismo un camión que transporte paja que algún tipo de mercancía peligrosa (estos vehículos están señalizados con paneles naranjas de peligro).

accidente de coche

Si hemos podido hacer la valoración inicial de consciencia o estado, a nivel visual de los ocupantes, se lo indicamos también. Es muy importante para saber qué medios movilizar. Mientras más claro seas en las contestaciones, más efectivo serán los medios a desplegar.

Siempre, en una situación de este tipo, queremos correr en las explicaciones para que puedan llegar pronto, pero es más importante saber que ha ocurrido de manera exacta para que cuando estemos en el siniestro no nos encontremos con sorpresas.

Por ejemplo, tenemos 3 vehículos implicados, con un total de 6 ocupantes que están atrapados y, 2 de ellos están inconscientes, se valorará el enviar varias ambulancias, posiblemente un helicóptero medicalizado, y varias dotaciones de bomberos. Pero si no damos los datos bien y no se concreta, puede que no se manden los medios suficientes y después sea tarde.

SOCORRER.

Si no tenemos conocimientos de primeros auxilios, nos centraremos en: proteger y alertar. Si tienes conocimientos, a no ser que la vida del ocupante corra riesgo por caída del vehículo o por incendio y, siempre sin poner en peligro tu propia vida, extraeremos al accidentado con el máximo cuidado y con las técnicas que se aprenden en la formación de primeros auxilios, si no, nunca lo sacaremos del vehículo. En caso necesario y si los servicios de emergencia reclaman tu ayuda, podrás ayudar a las tareas que se te asignen.

accidente de coche

Una mala movilización de un accidentado puede suponer que se le generen daños que no tiene. Por ejemplo, extraer a una persona a tirones de los brazos puede generar grandes movimientos a nivel cervical y provocarle una paraplegia, o un desgarro muscular o un movimiento de algún órgano interno o hueso fracturado que pueda sangrar o incrustarse en algún otro órgano vital, provocándole la muerte.

Por tanto, la mejor actuación ante un accidente de tráfico que puedas realizar es PROTECCIÓN y sobretodo una buena ALERTA. La parte de socorrismo la realizarán los profesionales que saben cómo moverse y qué hacer en estos casos.

Acerca del autor

IFP Rescate

Deja un comentario